Esteban Chaves ganó la primera etapa de montaña del Giro de Italia

Esteban Chaves está de vuelta. Después de un 2017 plagado de lesiones, el corredor colombiano demostró que sigue siendo uno de los mejores del mundo ganando la primera gran etapa de montaña del Giro de Italia en la escalada al monte Etna.

Con la llegada de la alta montaña a la carrera se produjeron varios ataques y una gran fuga  de 28 ciclistas, entre los que estaban los colombianos Sergio Luis Henao y Dayer Quintana.

Quienes reaccionaron al ataque fueron los equipos BMC y Astana, que no tuvieron ciclistas en la fuga y se vieron obligados a hacer el trabajo de persecución en el grupo de favoritos. En las primeras rampas del Etna el pelotón se redujo radicalmente y solo una veintena de corredores logró llegar a la mitad del puerto.

Le recomendamos: Especial Giro de Italia: escarabajos por la gloria

Una decena de corredores llegaron a los 8 kilómetros finales formando un reñido pelotón. Sergio Henao y Esteban Chaves eran los más peligrosos para la clasificación general. Faltando 5 kilómetros, Chaves dio el golpe y se separó de sus compañeros en aras de la victoria y de ascender en la clasificación general.

Cuando restaban 3 kilómetros, Rohan Dennis, que era líder se quedó del grupo tras una ofensiva de Miguel Ángel López que fue contratacado por  Domenico Pozzovivo, Simon Yates, George Bennet y Thibaut Pinot. Todos salieron a la caza del Chavito.

A diferencia de otras carreras, Chris Froome no tuvo una postura ofensiva y se dedicó a defenderse de los ataques y a seguir la rueda de los otros corredores, especialmente Tom Dumoulin, que era el favorito mejor ubicado en la clasificación general.

Como si fuera poco la victoria de Esteban Chaves, su compañero Simon Yates saltó del grupo faltando poco más de un kilómetro en pro del 1 -2 del Michelton Scott.